Error 404 - Una Mamá en las Nubes

Hace ya más de un mes que las niñas empezaron el colegio y sin embargo hasta esta semana, como quien dice, no hemos empezado a disfrutar de cierta normalidad en casa. Aunque ha tardado en llegar, empiezo a saborear esa dulce rutina… de la que seguro querré escapar en unos meses. El hastío llegará, sí, pero a día de hoy os cuento que la rutina me permite organizarme y sacar tiempo para lo más importante. Es decir, hacer planes para disfrutar a tope este otoño con las niñas.

Cada época del año tiene su encanto, y el otoño no puede ser menos. La explosión de colores en los árboles, los parques llenos de hojas secas, ese llegar a casa después de un día frío y sentir el calorcito del hogar, una buena taza de chocolate caliente, el primer cucurucho de castañas del año… ¡No me digáis que no suena apetecible! ¡Viva el otoño!

Encontrar tesoros en el monte

 La primavera y el otoño son las mejores épocas del año para perderse con los niños en el monte. Como plan comodín os propongo perderos por el monte. Identificar árboles, recoger frutos, elegir palos molones, descubrir animalitos, hacer crujir las hojas secas… Es, sin duda, el mejor plan para cuando no hay plan. Mochila al hombro y a disfrutar.

Bolsa de algoón sobre las hojas caídas del otoño.
Bolsa de algodón de erizos de Una mamá en las nubes
Niña en el monte con ropa de Una Mamá en las nubes
Camiseta manga larga llama with Beannie de Tinycottons

Sumergirse en la naturaleza

Si os animáis a hacer alguna escapada ahora que el frío aún no cala en los huesos y el calor no derrite a los niños, os animo a visitar la Selva de Irati. Un paseo por uno de los mayores bosques de hayas y abetos de toda Europa que se convierte en un derroche de colores en otoño. Todo el mundo que ha ido por allí dice que es precioso. Este año no pienso perdérmelo. Además, podéis extender el plan con los niños a la preparación previa del picnic, que luego disfrutaréis en medio del bosque.

Bosque otoñal de la selva de Irati en Navarra

Manualidades

Pero claro, llegarán, vaya si llegarán los días de lluvia y esas tardes en las que no apetece salir de casa. Para esas ocasiones nada como tener entretenidos a los niños haciendo manualidades en casa. Hay DIY muy resultones para días así, como este que hicimos nosotras hace poco, en donde las niñas dibujaron una rueda, la recortaron y la pintaron de colores. Con la ayuda de unas pinzas se consigue un juguete made in mi casa. Este en concreto las niñas se lo regalaron a un primito para ayudarle a aprender los colores. Se trata de decir un color y colocar la pinza en su lugar correspondiente.

Manualidades DIY de cartón
Camiseta llama Tee de Tinycottons

Ir a la playa

No, no me he vuelto loca. Por supuesto, no os propongo coger toalla y bañador y meter a los niños en el mar en pleno otoño. Pero una playa puede convertirse en el mejor parque del mundo. ¿Qué no os lo creéis? Nosotros estuvimos hace un par de fines de semana en la playa de Itzurun de Zumaia y os aseguro que las niñas no querían irse. Los seguidores de Juego de tronos seguro que conocéis esta playa, ya que ha sido una de las localizaciones en las que se grabaron algunos de los capítulos de la séptima temporada.

  Playa de Itzurun en Zumaia

Niña jugando en la playa con ropa de Una Mamá en las nubes
Vestido Burgundi de Pinafore

Comer castañas

 Es, sin discusión, uno de los mayores placeres del mundo: calentarse las manos con un cucurucho de castañas en otoño. En San Sebastián os recomiendo el puesto que tiene un antiguo compañero mío de E.G.B frente a la Catedral del Buen Pastor. Todo un manjar y una rica merienda por poco más de 2 €.

Cucurucho de castañas

¿Qué os parece? Ya tenéis planes para estos días de fiesta. ¡Feliz puente!

5 planes para este otoño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *