Error 404 - Una Mamá en las Nubes

consejos para hacer la meleta con niños

Recuerdo a la perfección nuestras primeras vacaciones como padres primerizos. A día de hoy no sé cómo fuimos capaces de meter en el maletero las maletas, la silla de la niña, la cuna de viaje, los pañales, los biberones, la mochila de porteo, juguetes varios y hasta la Babycook para preparar los purés y las compotas. Después de concedernos la Medalla al Mérito Tetris, tampoco sé cómo el coche pudo ponerse en marcha con semejante peso.

Es curioso como con los años, a medida que hemos ido aumentando la familia, paradójicamente hemos ido disminuyendo el equipaje en cada viaje. Quizá no sea tan extraño, después de todo, ya que la maternidad y la paternidad, como la juventud, son enfermedades que se curan con los años. Con el tiempo –y la experiencia- aprendes a llevar lo realmente imprescindible. Sin embargo somos cinco en la familia, y a pesar de disponer de un coche grande y de llevar lo justo, es increíblemente fácil llenar un maletero.

tips para hacer la maleta este verano con niños

Menos es más

Cuando se viaja con un bebé a veces nos invade el sentimiento de querer llevarlo todo. Cunas, tronas portátiles, bolsas enormes de pañales, el babycall del bebé… Piénsalo un segundo: ¿es realmente necesario? Yo os recomiendo llevar los pañales justos para un par de días y después comprar en destino el resto. Tronas y cunas de viaje las ofertan ya en la mayoría de hoteles y restaurantes. ¿Para qué llevarlas, pues?

Los accesorios sí que importan

En verano, sobre todo, es absolutamente imprescindible llevar sombrillas, gafas de sol, crema solar, gorros, viseras, pareos, muselinas… Toda protección es poca. Si en un momento dado echas de menos algo en este sentido va a sufrir tu alma, por ser una madre olvidadiza y dejar expuesta de semejante manera a tu criatura… y va a sufrir tu bolsillo, pues vas a tener que comprar en tu destino de vacaciones aquello que necesites.

accesorios de playa indispensables en la maleta este verano

Olvídate de los “por si acaso”

Este ha sido mi principal problema a la hora de hacer la maleta de las niñas. Les llevaba pantalones largos, chaquetas, cazadora, calzado extra, etc. Por si acaso. Y al final siempre volvía con toneladas de ropa sin usar, que para más inri tenía que lavar y planchar de nuevo debido al tute vacacionero. Así que “Por si acaso” nanay.

Organiza la ropa de los niños en looks completos

Es decir, crea desde el principio las combinaciones de ropa y no te encontrarás en destino con un montón de camisetas y sólo un par de pantalones, o al revés. Yo suelo llevar un par de vestidos “elegantes” y después looks de top y pantalón, blusa y falda, etc. Por cierto, es una buena idea que los niños elijan algunas de sus prendas favoritas.

organización de la ropa de los niños en looks completos

Bolsitas aparte

La muda y los bañadores me gusta llevarlos en una bolsita aparte para que se encuentren fácilmente entre toda la ropa. También suelo llevar alguna bolsa extra para ir guardando la ropa sucia.

Primeros auxilios

No olvides llevar un neceser a modo de botiquín de primeros auxilios. Termómetro, ibuprofeno, tiritas, tijeras, peineta… Guarda todo aquello que tienes para casos de emergencia. A mí me gusta llevar en una carterita aparte las tarjetas sanitarias y anotado en un papel las direcciones y teléfonos de los centros sanitarios más cercanos.

indispensable meter los documentos de sanidad de los niños en la maleta indispensable llevar medicamentos y botiquin de primeros auxilios en la maleta

Mi tesoro

Si los niños tienen algún objeto preferido más vale que lo incluyas cuanto antes en la maleta. Nosotros viajamos siempre con el oso de la peque. Que lo eche de menos a mitad de camino puede hacer vuestro viaje más entretenido. No más agradable, pero entretenido seguro que sí. Tú ya me entiendes.

llevar objetos preferidos de los pequeños

En ruta

En ruta siempre llevo agua, fruta y alguna chuche para momentos de crisis y aburrimiento extremos. Aprovecho para recordarte el post que hicimos sobre juegos para que no se aburran en los viajes.

Espero que esta lista te sea de ayuda. Puede que tú lo tengas claro y te sirva a modo de recordatorio, o tal vez descubras algo que consideres realmente útil. Pruébalo y a la vuelta nos lo cuentas. Pero ahora se trata de disfrutar. Porque, aunque sean duras, las vacaciones hay que disfrutarlas desde el principio.

 

Consejos para preparar la maleta de los niños