Error 404 - Una Mamá en las Nubes

Si hay algo que tenemos en verano es tiempo. A muchas de nosotras no nos importaría pasarnos un día entero tumbadas a la bartola sin hacer nada, aprovechando para descansar mirando el cielo o el techo, si acaso en el exterior hace demasiada calorina. ¿Cuántas ocasiones se nos presentan así al cabo del año? No muchas, esa es la verdad.

Pero para qué soñar. Verano con hijos es sinónimo de todo menos de tumbarse a la bartola. Los más pequeños de la casa no saben estar sin hacer nada, y ahora que disponen de tanto tiempo libre hay que llenarlo como sea. Así que hoy os propongo un plan divertido, un “Hazlo Tú Mismo” sencillo y rápido para que os lo guardéis en el cajón de las ideas improvisadas: hacer piruletas con caramelos.

Aprovechando las sobras de Navidad

A mis hijas les encanta hacer manualidades, así que este plan lo disfrutan a tope. En casa solemos tener siempre un montón de caramelos duros. Habitualmente son los que recogemos en la Cabalgata de Reyes –en dura pugna con las abuelas más ágiles–. Nos suelen durar casi hasta el año siguiente. Seguro que si buscas por las alacenas encuentras un buen montón de caramelos muertos de risa que has estado a punto de tirar no sé cuántas veces en estos últimos meses.

tutorial para hacer piruletas caseras con niños

En esta ocasión, sin embargo, nosotras hemos recuperado unos cuantos caramelos de propaganda que teníamos de las vacaciones pasadas en Portugal. Pero vamos allá: os he prometido que se trata de una actividad sencilla y aquí está la prueba: para hacer piruletas solo necesitáis:

  • Caramelos duros
  • Papel de horno
  • Palitos de piruletas

El proceso es muy sencillo. En resumen, se trata de calentar los caramelos hasta que empiecen a derretirse, colocarles los palitos de las piruletas y dejar que se enfríen.

Paso a paso

tutorial para hacer piruletas caseras con niños

  • Poned el horno a calentar.
  • Colocad sobre una bandeja del horno el papel.
  • Colocad los caramelos sobre la bandeja. Si usáis caramelos de diferente color las piruletas quedarán más bonitas. Un truco: hay que dejar espacio entre las piruletas para que cuando se derrita el caramelo no se toquen entre sí y podamos retirarlas por separado.
  • Una vez tengáis los caramelos preparados en forma de piruleta (ojo, sin el palito) están listos para hornear.
  • Podéis controlar el proceso a través del cristal del horno. En pocos minutos veréis que empiezan a derretirse. Sacadlos y antes de que se enfríe el caramelo colocad los palitos de las piruletas sobre el caramelo derretido haciendo un poco de presión.
  • Dejad enfriar. Cuando las piruletas estén frías podréis retirarlas del papel de horno. ¡Ya listas para disfrutar!

tutorial para hacer piruletas caseras con niños

¿Qué os parece? Un plan sencillo y muy resultón, ¿verdad? Práctico y muy satisfactorio para los propios niños, quienes además de ser capaces de hacer piruletas ellos mismos pueden repartirlas orgullosos a los amigos.

Espero que os haya gustado la sugerencia. Podéis aplicarla igualmente los días lluviosos de invierno, que da tanta pereza salir a la calle. Pero ahora lo que toca es seguir disfrutando del verano. ¡Pasadlo muy bien!

DIY: Piruletas de caramelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *