Error 404 - Una Mamá en las Nubes

planes para hacer con niños durante las vacaciones de verano

¡Ay, madre mía! ¡Pero si hace nada estábamos en Semana Santa y ya nos plantamos en plenas vacaciones de verano!… Eso significa, oh cielos, que nos esperan cuatro meses de estrujamiento de meninges para conseguir acoplar trabajo, ocio, planes, cuidado y tiempo libre de niños y mayores.

Sí, eso he dicho, cuatro meses. Porque no sé en la vuestra, pero en nuestra casa el verano comienza el 1 de junio y termina el 1 de octubre. Desde el 1 de junio el horario escolar de mis hijas es de 9:00 a 12:30. Me lo sé de memoria porque cada 1 de junio me pregunto por qué no se me ocurrió escribir “Magisterio” en vez de “Psicología” en la lista de preferencias de la universidad.

Modo Verano ON

Así que desde hace unos cuantos días ya tengo a toda la tropa revolucionada por casa, esperando cada mediodía verme entrar por la puerta para abalanzarse sobre mí con sus planes de playa, de piscina, de guerra de globos, partidos de tenis y mil propuestas más, todas tan atrayentes como agotadoras.

planes de playa para hacer con niños durante las vacaciones de verano

Para ser sincera, aunque llegue cansada del trabajo, me encanta verles con esa energía. Hay veces que me esperan con el bañador y las chanclas puestos. La peque con sus gafas de piscina y con todos los bártulos preparados. Es entonces cuando se me hace un nudo en la garganta tratando de buscar las palabras adecuadas para explicarles que la vida nos es tan sencilla como ponerse el bañador y listo.

planes de piscina para hacer con niños durante las vacaciones de verano

Hay mediodías en que esas caritas de alegría cambian a enfado en cuanto escuchan “Hoy mamá trabaja de tarde”. Mucho más si seguido viene: “El aita no llega hasta la noche”. Entonces, sí. Entonces se lía parda.

La sangre, por fortuna, nunca llega al río. Al final consiguen darle la vuelta al enfado y preguntan resignadas: “Entonces, ¿con quién nos quedamos?”

Y eso mismo me pregunto yo: “¿Con quién las dejo?”

enfados por no ir a la playa este verano

Campamentos de verano y actividades de deporte

La verdad es que cada vez hay más opciones de ocio para los niños en verano. Campamentos, colonias, talleres, actividades de deporte, etc., con los que poder organizar el verano. Lo importante y principal es que sean propuestas que a los niños les gusten y puedan disfrutar. Ya os hablé en un post anterior de cinco campamentos musicales que estaban muy bien.

Pero seamos sinceros y, sobre todo, hagamos cuentas: si de once semanas de vacaciones que tienen tus hijos tú sólo libras tres, como es mi caso, la cosa se complica y mucho. Es una faena, y a mí personalmente me fastidia mucho, tener que elegir las opciones de ocio solo para poder cuadrar fechas y dejar cubierto todo tu horario laboral… Que el niño empiece el día en la academia de surf, lo termine estudiando inglés y en medio vaya a unas colonias de teatro, solo porque de esta manera logras compaginar tu trabajo con sus vacaciones es de locos, y bastante injusto. ¡Que me digan dónde puede una presentar una reclamación!

Y afortunada la familia en que alguno de los dos trabaja a media jornada o a jornada continua. Porque, si además de trabajar casi todo el verano, lo haces mañana y tarde, el caos familiar está servido.

No hay nada que más rabia me dé que tener la sensación de estar aparcando a mis hijas en un sitio. Pero es que realmente hay momentos en los que no hay más opciones.

planes para hacer con niños durante las vacaciones de verano

¡Benditos abuelos!

Yo me considero afortunada. Lo tengo que reconocer. Desde que mi padre se jubiló no es que me haya echado una mano, es que casi casi vive en nuestra casa. ¡Benditos abuelos!

En verano se encarga de recoger a las niñas de las colonias, las entretiene un rato en la plaza hasta que salgo de trabajar y tanto él como ellas están encantados. Lo que también me da rabia es que para él suponga una renuncia y un sobreesfuerzo. Que mi conciliación sea su conciliación.

Nunca he pedido a mis padres que dejen de ir al pueblo o de hacer sus cosas para ayudarme, porque creo que ya hacen bastante como para encima obligarles a renunciar a su ocio después de toda una vida de trabajo. Pero lo cierto es que el verano pasado se fueron en julio unos días… y casi me vuelvo loca.

Este verano han retrasado unas semanas las vacaciones por quedarse a ayudarme. Yo se lo agradezco enormemente, porque de no ser así no sé qué haría con las niñas las tardes en que trabajo.

La vida se repite. Los días se suceden. Las estaciones cambian. Y cada vez que llega el verano, yo me pregunto: en Finlandia, ¿cómo lo hacen?

 

Niños en vacaciones