Error 404 - Una Mamá en las Nubes

En ocasiones las cosas menos planificadas son las que mejor salen, ¿no creéis?. Estas pasadas vacaciones  de Semana Santa no pude planificar con tiempo prácticamente nada del viaje que queríamos hacer. De hecho me encontré un miércoles buscando como una loca alojamiento en Cantabria para ese mismo sábado, cosa difícil siendo cinco en casa.

Después de hacer un par de llamadas a unos alojamientos que me habían recomendado, no sé cómo ni de qué manera di con La Posada de Cucayo .    Toda una suerte que contaran con habitaciones aún. Al final de una carretera serpenteante con vistas a un impresionante valle nos recibieron en esta Posada Tina, Ana y Marisa, las tres hermanas que regentan con mucho mimo y cuidado una Posada en la que nos hemos sentido como en familia . Creo que todos en casa necesitábamos desconectar y ,desde luego que, amanecer con unas vistas así,  nos ha ayudado mucho a conseguirlo.  Entre vacas, ovejas y gansos las niñas han disfrutado muchísimo. Largos paseos y un bonito lugar como punto de partida para disfrutar del Valle de Liébana.

El Valle de Liébana es un destino perfecto para el turismo rural en  Cantabria gracias a pueblos tan conocidos como Potes o la estación de montaña de Fuente Dé.  Rodeado de montañas, son muchos los planes que podréis hacer en familia y los pueblitos a conocer, pero en esta ocasión, yo os propongo tres.

Visita al Centro de visitantes de Sotama

En el Parque Nacional de los Picos de Europa encontraréis el Centro de Visitantes de Sotama. La estructura del edificio es lo primero que llama la atención, pero de verdad que el interior del centro está muy bien diseñado y me parece una visita muy interesante para realizar con los niños. Podréis conocer a fondo los Picos de Europa, sus tradiciones,  su flora y fauna y como el agua ha ido transformando un paisaje tan espectacular durante milenios. Un centro moderno que los niños disfrutarán sin lugar a dudas. A mis hijas les encantó poder reconocer durante el resto de los días que estuvimos por Cantabria algunas de las flores que pudimos conocer allí, los minerales, las aves. Disfrutaron mucho la visita. Se encuentra en el pueblo de Tama, a pocos kilómetros de Potes.

Visita a la estación de montaña de Fuente Dé

Aunque, como os comentaba al principio, este ha sido un viaje muy poco planeado, sí que es verdad que por mi cabeza rondaba subir con las niñas al Teleférico de Fuente Dé . Estuvimos en pareja hace años y guardaba muy buen recuerdo de este lugar.

Os dejo una recomendación por aquí si tenéis planeado visitar Fuente Dé en temporada alta.  Os recomiendo llegar tempranito para no tener que esperar largas colas. El ascenso en teleférico tiene su precio, por lo que es buena idea subir y aprovechar allí la mañana. Las familias numerosas socias de Hirukide disfrutamos de un descuento en la entrada.

El Teleférico, que salva un desnivel de 753 metros, te sitúa a 1823 metros de altitud llevándote a la estación superior de montaña. Desde arriba disfrutaréis de unas vistas como las de la foto de abajo, impresionante , ¿verdad?. Además es punto de partida de diferentes rutas. Nosotros hicimos un pequeño recorrido de unos dos kilómetros y el resto del tiempo estuvimos jugando con la nieve.

Al bajar disfrutamos de las campas a los pies de las montañas. Nos hicimos fotos y más fotos con los caballos mientras mis hijas perfeccionaban la voltereta y la rueda sobre la hierba. Estas vacaciones han sido un sin parar de pericias acrobáticas, menos mal que no son tan patosas como yo.

Merendar entre castaños Milenarios : El Habario

Sorprenderse con lo sencillo. Disfrutar del silencio. Contemplar la belleza del paisaje. Mirar el cielo azul. Correr entre árboles. Abrazarlos. Esconderse en el hueco enorme de un tronco. Sentir que somos una pequeña mota en todo esto que llamamos mundo. Todo esto y mucho más es lo que puedes encontrar entre Pendes y Cabañes,  en un Castañar de árboles milenarios con una zona de recreo llamada El Habario. Castaños con troncos imposibles de rodear con nuestros brazos y que forman un paraje de película.  Además hay  un campo de fútbol del que dicen es el campo de fútbol con las mejores vistas del mundo, damos fe de ello.

Encontrarnos solos en un lugar así, de verdad que no hay palabras. Me encantaría volver para contemplar el cielo estrellado cualquier noche de verano. Es increíble tener tan cerca lugares tan bonitos.

Por si os decidís un día visitar Pendes y su castañar os cuento que en el pueblo hay una pequeña quesería, Quesería Las Brañas  en la que realizan visitas para conocer el proceso de elaboración de esos quesos tan ricos que hay en Liébana. Otro plan con niños que seguro les encanta.

Y, hasta aquí, mi selección de planes. Aunque creedme que hay mucho más. Visitar pueblos tan bonitos como Mogrovejo. Darse una vuelta por Potes y pasearse por su bonita parte vieja , hacer una de las muchas rutas de montaña que encontraréis y un largo etc.

A mí la comarca de Liébana me parece un destino ideal para conocer y disfrutar en primavera y otoño. Ahora que se acerca el puente de mayo os doy una idea.

Volvemos a  vernos por aquí.

Ana

 

 

 

 

Tres planes en Cantabria con niños
Etiquetado en: