Error 404 - Una Mamá en las Nubes

Os escribo cerca de las doce de la noche, cuando en casa todos duermen. Cuando por fin puedo sentarme en el sofá, rendida y puedo dedicarme unos momentos , que, curiosamente es  cuando apenas ya  me quedan fuerzas mas que  para subir las sábanas y pensar que mañana será otro día, quizá más tranquilo, quizá no.

“Esto, no es como nos lo contaron, ¿ verdad?”

“Esto, no es como nos lo contaron, ¿ verdad?” , es el comentario de una amiga acerca de  la maternidad hace unos días. Pues no , seguramente no la mayoría de las veces. Es diferente, hay que vivirlo, experimentarlo, gozarlo y sufrirlo, de todo un poco, no creéis?

Yo, Licenciada en Psicología, que trabajé como Educadora de menores durante años y , de repente, ser madre me cambia la vida. Porque una cosa es trabajar 8 horas e irte a tu casa, tomar perspectiva de las cosas, dormir, tener tiempo de reflexionar … y otra muy diferente estar 24h/día en modo MO “Mother On”

Madre recién nacida

Cuando nace un niño, nace una madre, una madre recién nacida. No recuerdo un momento más emocionante en mi vida que el nacimiento de mis hijas. Es instinto, un dolor que empuja, que da fuerza, pura vida. Lloré, reí y di las gracias a mi ginecólogo por ayudarme a dar a luz.

Lactancia-materna-tabu_MDSIMA20150423_0298_1

Foto de Ivette Ivens

Mi elección para alimentar a mis hijas fue la lactancia materna. He dado pecho a mis tres hijas durante un año aproximadamente a cada una,  ahora tienen 3 , 5 y 7 años. La verdad es que nos costó un poco coger la dinámica al principio. Tuve grietas, mi bebé no cogía bien el pecho, yo no encontraba la postura para poder dar de mamar acostada por las noches…  A eso se sumó que Claudia empezó con cólicos y …. dejé de dormir bien! Bueno, eso es un eufemismo, hablando claro, dejé de dormir. Sé que a pocas madres experimentadas les va a sonar raro, maternidad, sueño y ojeras van de la mano casi siempre . Las tomas a demanda, los ciclos de sueño del bebé … Una señora naturaleza que no está echa para que nos podamos incorporar al trabajo en 16 semanas. Así que un buen día por casualidad  te miras en el espejo y caes en la cuenta de que llevas dos días con el mismo pijama y la misma coleta. Sé que no soy, ni seré la única.

Dormir sin lágrimas : Libros que reconcilian

Como buena madre primeriza compraba revistas sobre el tema, recuerdo que la que más me gustaba, por los profesionales que firmaban los artículos era ” Tu bebé”. Me leí muchos libros, entonces tenía tiempo para leer. Claudia no dormía de noche, pero hacía buenas siestas de día y yo quería saberlo todo sobre el  no dormir de mi pequeña vigía.

Dos de los autores que más me gustaron y que me ayudaron en momentos de crispación fueron Carlos González y Rosa Jové. Dormir sin lágrimas” de Rosa Jové , lo habré leído y releído cientos de veces , para entender, para reconciliarme con las noches en vela, para  comprender e interiorizar que el sueño de los bebés es un proceso evolutivo y , aunque se hace duro, para mí ha sido muy duro no dormir bien durante cerca de 6 años, un buen día te despiertas por la mañana y …. Has dormido 7 horas seguidas!

dormir-sin-lagrimas-es.jpg

Buenas noches

 

Una madre con sueño
Etiquetado en:    

2 comentarios en “Una madre con sueño

  • 20 enero, 2016 a las 9:20 pm
    Enlace permanente

    Holaaa!!! sueño, mucho sueño, esa ha sido la palabra que llevo en mente durante los dos últimos días: sueño, sueño y más sueño…y eso que no puedo quejarme y los míos no duermen mal del todo, pero hay temporadas y temporadas…esta mañana después de haber dormido tres horas, lo pensaba, en realidad, lo natural es que se despierten por la noche, lo que no es natural, o que la naturaleza no entiende es que te tengas que levantar a las siete de la mañana para ir a trabajar…snif…a ver si hay suerte y hoy dormimos un poco más seguido!!! Felicidades por el blog!

    • 20 enero, 2016 a las 9:28 pm
      Enlace permanente

      Gracias! Sí madre naturaleza y mamás no estamos coordinadas. Nosotros hemos pasado en casa etapas muy duras sin apenas dormir, también es verdad que las niñas se llevan poco tiempo entre ellas y es duro, pero pasa, pasará y seguro que luego nos desvelan otras preocupaciones, ains.

Los comentarios están cerrados.